Home Office por el coronavirus? Haz que funcione con estos 12 tips

Como medida de prevención ante la pandemia de COVID-19, muchas empresas e instituciones han optado por el home office.

Esta contingencia nos puede ayudar a demostrar que sí se puede ser productivos sin importar el lugar en el que nos encontremos. Con la auto-gestión de nuestras tareas y el uso de habilitadores tecnológicos podemos continuar cumpliendo con nuestro trabajo.

Ya sea que por primera vez tengas que hacer uso de esta forma de trabajo, o ya lo hayas intentado en otras ocasiones sigue estos consejos para que tu jornada en casa sea efectiva:

  1. MENTALÍZATE: ES TU OFICINA, NO TU CASA

Desde tu actitud y acciones debes de saber que es tu horario para trabajar. No te quedes en pijama (eso podría darte la tentación de regresar a la cama).

Además, habilita un espacio que sea apto, sin distractores como ruidos, personas, mascotas o artículos llamativos.

Opta por un lugar abierto, ventilado, ordenado, tranquilo y bien iluminado, eso te servirá para concentrarte.

  1. ¡EQUÍPATE CON LO NECESARIO!

Procura contar con lo que necesites para trabajar: un escritorio o una mesa firme, una lámpara y conexiones de luz para conectar tu computadora o tu celular.

También puedes colocar artículos típicos de tu lugar de trabajo como post-it’s, libretas, lápices o incluso una planta.

  1. ESTABLECE HORARIOS ¡Y RESPÉTALOS!

Levántate a la misma hora que cuando vas a la oficina y alístate.

Prepara tu jornada: establece tus horas de juntas y de trabajo. También incluye al menos dos breaks de 15 minutos, ya sea para desayunar, comer, simplemente ir al baño o estirarte un rato.

  1. TECNOLOGÍA, TU MEJOR ALIADO

Sácale jugo a tu computadora y a tu celular; aprovecha programas y apps como Zoom (videoconferencias), Google Drive o Monday (gestión de proyectos), para programar tu día, transferir archivos y estar en contacto con tu equipo de trabajo.

Con herramientas virtuales puedes implementar un sistema de project management, para programar actividades, establecer prioridades y poner alertas para respetar horarios y deadlines.

  1. ADMINISTRA TU TIEMPO

Establece un horario de trabajo que respete un tiempo de entrada, de comida y de salida, como si te encontraras en la oficina; evita iniciar antes o continuar después de lo programado.

Administra las actividades que tendrás durante el día y elige las metas a cumplir durante tu jornada para que puedas entregar tu trabajo en tiempo y forma.

  1. ADIÓS A LA TV, AL STREAMING…O CUALQUIER DISTRACCIÓN

No elijas como tu área de trabajo un espacio en el que tengas al alcance aparatos o dispositivos que puedan distraerte fácilmente como la tele o los videojuegos.

Delimita tu zona y aléjate de los lugares donde hay paso continuo de personas; evita estancias, recámaras y comedores, y mejor opta por estudios o habitaciones aisladas.

  1. SÍ A LA COMODIDAD, PERO NO EN EXCESO

Ten cuidado con elegir un lugar demasiado cómodo, trabajar en la cama o en sillones muy suaves te puede generar somnolencia y bajo rendimiento.

Elige un asiento cómodo y firme que te ayude a tener una buena postura mientras trabajas, eso te ayudará a mantenerte despierto y concentrado.

  1. NO MEZCLES TAREAS DEL HOGAR

¡Olvídate de la escoba y la lavadora! Enfócate en tus prioridades y evita mezclar las tareas del hogar con las de tu trabajo, eso podría afectar tu productividad y tus tiempos de entrega.

Sin embargo, puedes programar pausas y descansos de algunos minutos durante el día para despabilarte, concentrarte, aclarar tu mente y renovar tus energías.

  1. NO SON VACACIONES (DÍSELO A TU FAMILIA)

Explica a tu familia que estás en casa para cumplir con tu trabajo de una manera segura, para que comprendan que no estás de vacaciones y te permitan trabajar sin interrupciones.

Evita atender cuando alguien llame a tu puerta y desactiva en tu celular las notificaciones de grupos ajenos a tu trabajo para evitar distracciones que te podrían tomar varios minutos.

  1. NO TE DESCONECTES

Aunque no estarás en contacto directo con tu líder y el resto de tu equipo como cuando estás en la oficina, trata de comunicarte con ellos constantemente durante el día.

Informa a tu líder sobre tus actividades programadas y el avance de tus tareas, también repórtate al empezar a trabajar, a la hora de comer y al terminar tu jornada laboral.

  1. CUIDA TU SALUD MENTAL

Trata de reducir el estrés laboral; utiliza durante tus breaks algunas técnicas de relajación como la respiración profunda.

Tener llamadas con tus compañeros sobre pláticas informales como lo harías en la oficina también ayuda a sobrellevar el aislamiento.

  1. EJERCÍTATE, ALIMENTATE Y DUERME BIEN

Estar bien físicamente también ayuda a tu concentración y rendimiento al hacer home office. Puedes aprovechar tu tiempo libre para hacer ejercicios en casa.

No todo son botanas, come de manera saludable y trata de alimentarte 5 veces al día. También es importante que descanses, dale a tu cuerpo 7 u 8 horas de sueño para tener tus energías al 100

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *